Fue la primera iglesia que se construyó en el departamento San Rafael, declarada Monumento Histórico Nacional. Aún conserva las primeras imágenes y vestiduras de la época. Tiene de más de 100 años y conserva la fachada, el campanario, la cúpula y las puertas de ingreso originales.